19 de noviembre de 2010

Momentos 1

A ver, reflexionando un poco, ¿qué es un momento exquisito, delicioso, de esos que te dejan de buen humor?

Bueno, se podrían dividir entre los que son free of charge y los que tienen un costo monetario.

Para mí, sin duda, uno de los momentos más agradables es tomar una ducha con agua caliente, uf, la sensación al salir, oler a limpio, fresco...priceless!

Otro, es una siesta de esas en las que sabes que tienes tiempo, sumirte entre las sábanas con ropa cómoda, cerrar las cortinas y disponerte a caer en brazos de Morfeo...¡una delicia!

Otro más es, sin duda, compartir con los amigos charlas interminables, donde te cuentas de todo, ríes hasta que te duele el estómago y sientes que el tiempo no pasa. Y si esto es acompañados de música, un rico café o un buen vino, ¡mejor aún!

Claro, a partir de aquí están los del segundo grupo, aquéllos por los que hay que pagar. Una cena en un restaurante, un viaje, una sesión de spa, un facial, etcétera, etcétera.

Ahora mismo, absolutamente, hay algo que me trae a la mente todo lo anterior.

Sí, con esto que voy a compartir me vienen a la mente recuerdos deliciosos, de amigos entrañables y eternos, de esas sorpresas que te da la vida. Fue cuando conocí lo que era verdaderamente ser uno mismo, sin pretensiones ni poses (al venir de un país latino, es bien sabido que ese tipo de prácticas son muy habituales), aprender, aprender y aprender.

Escucho esta canción y sin querer, recuerdos espectaculares me vienen uno tras otro:  amigos franceses que me hacían correcciones con mi entonces moyen francés, amigas italianas que me enseñaron el uso de la fabulosa cafetera italiana y cómo era el buen café (sí, no el americano del que puedes tomar "convenientemente" miles de tazas gratuitas, jaja), soirèes con belgas, alemanes, holandeses, suecos, griegos, españoles, mexicanos, colombianos, uf.

Mi horizonte en un santiamén se abrió. Y a partir de ahí, mi vida cambió.

Fue la época del lanzamiento de esta película en Francia, más exactamente Nancy, en el año 2001.



Y como no me quiero poner muy cursi, aquí paro sin antes preguntar ¿qué son buenos momentos para ustedes?

Me voy a disfrutar de un buen momento acompañada de mi libro con un rico café macchiato.

7 comentarios:

  1. El horizonte en un santiamén se abrió. La vida cambió, las películas se produjeron en el matutino caminar.

    ResponderEliminar
  2. para mí un lujo es tener momentos para dedicármelos solo a mí, relajarme y pensar. Me ayuda estar cerca de la naturaleza, en un parque por ejemplo. Sentarme y pensar en las cosas que quiero hacer, pensar positivamente y ver lo que realmente quiero hacer en la vida.

    ResponderEliminar
  3. Entre otras cosas yo disfruto el despertar del sabado o domingo (sin trabajar) y ese olor a café... eso de tomarse tiempo para el primer sorbo...en pijama empezar una plática rica!!!.

    ResponderEliminar
  4. Qué delicia: ver una buena película, tiempo para uno mismo, el olor a café. Wow. Vaya todo lo que nos provocan los sentidos.
    Gracias por compartirlos.

    ResponderEliminar
  5. Escribes hermosamente, soy amiga de raul y me mostro tu blog, me fascina ver la vida que llevas es mi sueño lo que tu estas viviendo :)
    at. Monie Violante

    ResponderEliminar
  6. Monie,
    Muchas gracias por tus palabras.
    Espero que te guste el blog y que me acompañes a través de él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar