25 de noviembre de 2011

Un año

Ha pasado ya un año desde que decidí emprender esta aventura cibernética e introspectiva. Sí, hace un año que inicié este blog con el único fin de no olvidar los detalles de mi cotidianeidad.

El escribir con cierta regularidad me ha permitido prestar más atención al detalle, a la ortografía, al ritmo de las palabras. Si bien es cierto que desde niña solía escribir en un diario, no es comparable al hecho de compartir esa intimidad y quizás, ser leída con cierto escrutinio.

Sin duda, el mantener este blog no busca ser tampoco un espacio literario profesional. Es simplemente un ejercicio amateur para no olvidar, en mi propia memoria, los momentos que la vida me ha permitido disfrutar. Qué cierto es eso de que uno nunca deja de aprender. Y me encanta conocer más de mí, de mi personalidad...

A lo largo de este año, que empezó en una tarde fría de Zurich, me he llenado de grandes vivencias...alegrías, suspiros, tristezas, ilusiones, kilómetros, países, amigos, proyectos, grados centígrados, comida, música, fotografías...uf, cuánto hay detrás. ¡Qué sería de la vida sin ellos!

Ahora, del otro lado del mundo, en un mediodía fantásticamente soleado en México, reflexiono sobre cuánto he disfrutado de este espacio (tan irónicamente íntimo), que me ha llevado a compartir mis experiencias de viajes.

A quienes han formado parte de mis Momentos, sea de la forma que sea, gracias totales :)

3 comentarios:

  1. Un año en el que me has hecho soñar!!!!
    Gracias a ti por descubrirme el mundo.

    ResponderEliminar
  2. gracias a ti lucy, por este año de buena lectura y de buenos momentos exquisitos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por leérme. Gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar