14 de julio de 2012

Recordando a Frida


Ayer fue el aniversario 58 de la muerte de Frida Kahlo, la famosísima pintora mexicana, esa mujer uniceja icono del dolor plasmado en arte y protagonista de una historia de amor fuera de serie.

Diego y Frida, libro de J.M.G. Le Clézio,  me acompañó en el 2001 en mi primer viaje a Francia. Entonces no existía Facebook ni Twitter, sólo el correo electrónico y el Messenger para conectarse con el mundo. Así, este libro me conectaba con mi país de una forma misteriosa.

Es un libro que narra la historia de amor de estos personajes, donde aparecen fotografías de la época y anécdotas remarcables. Con él, Frida me logró conmover desde su óptica sobre la tragedia, sobre su vida volcada al arte y sobre todo, acerca de la vida de una mujer esposa de un genio, Diego Rivera.

Como dijera el autor, Frida Kahlo, "parece atraer todos los males sobre su persona. Asombra su capacidad de supervivencia y su resistencia al dolor. Sólo su tenacidad explica que lograra sobrevivir tras la poliomielitis que comenzó por padecer y que le dejó secuelas en una pierna y el accidente que sufrió cuando viajaba en un autobús, del que resultó con múltiples y graves lesiones."

A raíz de ese accidente, ella se vio incapacitada para ser madre y quizás todo su instinto maternal lo encausó a Diego, como ese niño que nunca pudo tener.

Es pues el relato del matrimonio "de un elefante y una paloma", como dijera el padre de Frida cuando le anunció que se casaría con Diego.

Hay una frase que me gusta donde ella se expresa de él: "Es el hombre más natural que he encontrado. Natural en el sentido de que es el más cercano a la bestia salvaje."

En la última etapa de su vida, con la pierna gangrenada, cuando cada vez le resultaba más difícil pintar, hizo un dibujo en su diario buscando sacar ese dolor a través de sus trazos y escribió el siguiente comentario: "Pies para qué los quiero si tengo alas pa'volar." 

Frida murió el 13 de julio, exactamente a los siete días de haber cumplido 47 años. Diego murió 3 años después.

Visita obligada a Coyoacán, a la Casa Azul donde ambos vivieron y que ahora es un museo excepcional.

Diego y Frida
J.M.G. Le Clézio
Editorial Diana

-----------------------------

Yesterday was the 58th anniversary of Frida Kahlo's dead, the famous Mexican painter, unibrow woman, icon of pain reflected in art and protagonist of a love story out of order.

Diego and Frida, book J.M.G. Le Clézio, accompanied me in 2001 on my first trip to France. Then there was no Facebook or Twitter, just email and Messenger to connect to the world. Thus, this book connected me with my country in a mysterious way.

It is a book that tells the love story of these characters, which shows photographs of the era and remarkable anecdotes. With it, Frida moved from her perspective on the tragedy, her life overturned to art and above all, the life of a woman asa  genius wife, Diego Rivera.

As stated by the author, Frida Kahlo, "seems to attract all kinds of evil over her. Amaze her survivability and resistance to pain. Only tenacity explains that managed to survive after suffering from polio and left her sequels in the leg and that accident she suffered while traveling on a bus, which resulted in many serious injuries."

Following that accident, she was unable to be a mother and her maternal instinct perhaps, was indicted to Diego, as the boy who could never have.

It is therefore the love story "of an elephant and a dove" as Frida's father said when she announced she would marry Diego.

There is a phrase I like where she expresses about him: "He's the most natural man I found. Natural in the sense that he is the closest to the wild beast."

In the last stage of her life, with the gangrenous leg, when  it was more difficult to paint, she drew on her diary looking to get that pain through  and wrote the following comment: "Feet I  don't need when I have wings to fly."  

Frida died on July 13th, exactly within seven days of her 47th birthday. Diego died 3 years later.

A visit to Coyoacan is a must, overall to the Casa Azul where both lived and is now an outstanding museum.

4 comentarios:

  1. No lo he leído pero está en mi lista a partir de ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, César. Cuando lo leas me das tu opinión.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. genial este blog, gracias a Frida Kahlo es que mi hija se llama Frida, un saludo Lucy como siempre genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su nombre se convirtió en inspiración para muchas mamás. Tiene mucha personalidad.
      Saludos, LTG.

      Eliminar