23 de julio de 2012

Souvenir!!


Al pensar en un souvenir traído a casa de algún viaje, pienso en este par de tacitas para café expresso comprado en un Starbucks de París. Paradójico, ¿no? Tazas para café compradas en una empresa americana EN París.

Bueno, en realidad no las compré yo, fue un regalo que me hicieron a manera de "¡Que te sientas mejor!" porque justo ese día desperté con un ojo tamaño sapo. Sí, me picó un bicho durante la noche EN EL OJO, en uno sólo (menos mal) y en la mañana ya se imaginarán cómo estaba. Hinchado es poco e inflamado es insuficiente para intentar describir el fenómeno aquél. Ahora que lo recuerdo me provoca muchísima risa, jajaja, pero en ese momento el desconcierto, el espanto, la incomodidad y la tirria a cualquier insecto me invadían por completo.

Y hoy, justo cuando estoy en tratamiento por Conjuntivitis (¡ash!) recordé ese incidente y quise compartirlo con ustedes. 

Aquella experiencia terminó felizmente. Corrí a la farmacia, me recetaron unas gotas de no sé qué y en cuestión de un par de horas el ojo estaba normal. 

Estas tacitas, con la Torre Eiffel y el castillo de Saint-Malo son uno de los souvenirs con más historia de los que he traído.

¿Cuál es el mejor souvenir que han traído a casa después de algún viaje?

¡Feliz inicio de semana!

------------------------

When thinking of a souvenir brought home from a trip, I think on this pair of Starbucks expresso cups bought in Paris. Paradoxically, right? Coffee cups purchased from an American firm in Paris.

Well, actually I didn't buy them. It was a gift to me in a way of "Feel better!" because just that day I woke up with one eye toad size. Yes, a bug bit me at night in the eye, only in one (thank God) and in the morning you can imagine how huge it was. Swollen and inflamed is insufficient to attempt to describe that phenomenon. Looking back on it makes me laugh a lot, lol, but then the confusion, fear, discomfort and grudge against any insect completely invaded me.

And today, just when I am being treated for conjunctivitis (ash!) I remembered this incident and wanted to share with you.

That experience ended happily. I ran to the pharmacy, I was prescribed some drops and within a few hours the eye was normal again.

These cups, with the Eiffel Tower and the castle of Saint-Malo is one of the most historic souvenirs that I brought.

What is the best souvenir you brought home from a trip?

Happy start to the week!


6 comentarios:

  1. Jajaja,muy bueno y no puedo imaginarte con un ojo así de grande,tan bonitos ojos que tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, yo tampoco me hubiera imaginado tenerlo nunca de ese tamaño, jaja.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pobre,hahahaha,me puedo imaginar que fue durante verano o algún momento de mucho calor a punto de llover,no?Muy bonitas esas tacitas.Y yo el mejor recuerdito que me he comprado ha sido un póster de la MonaLisa.Lo tengo enmarcado en mi cuarto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, justamente fue en primavera-verano. Tienes razón, es una época en la que normalmente se alborotan los bichos...y fui víctima de uno de ellos, snif.
      La Mona Lisa es siempre una imagen mítica, para recordar.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. jajajaj buena anécdota. y las tazas están geniales.

    ResponderEliminar