10 de agosto de 2012

Olimpic Games souvenir


Los Juegos Olímpicos son una serie de eventos deportivos que todos conocemos y que la humanidad disfruta desde el siglo VIII a.C. 

En lo personal, disfruto muchísimo ver las competencias de natación, gimnasia olímpica, tiro con arco y en invierno, patinaje sobre hielo. 

Uy, tengo presente cuando de niña vi en la TV una película sobre Diana Comaneci, la famosísima gimnasta rumana que logró una puntuación perfecta de 10 en las barras asimétricas. Fascinante. Fue gracias a eso que le insistí a mi mamá que me inscribiera a clases de gimnasia. La ilusión me duró poco, porque la verdad me di tremendos golpes y torceduras de canilla que me desmotivaron a continuar con ese entrenamiento. Luego vino la natación. Aprendí a nadar, a hacerlo con varios estilos (el de dorso era el que mejor se me daba) pero admito que lo hacía sólo por ver a mis amigas en la clase. En realidad, nunca he sido muy aficionada a practicar algún deporte (aunque sí disfruto hacer ejercicio).

Pero ver una competencia olímpica, donde evidentemente los participantes son todos muy buenos, es otra historia. Eso sí que lo gozo (y lo padezco). Y es que presenciar el desempeño de los mejores del mundo buscando inmortalizar el nombre de su país en cierta disciplina es único, ¿no les parece? Más aún, el momento cuando los 3 mejores están en el podio, con lágrimas en los ojos, la medalla puesta, la ovación del público y las respectivas banderas en lo alto, logra tocarme las más sensibles de mis fibras.

Ahora, en los Juegos Olímpicos de Londres, han habido varios hechos para la posteridad. Sin duda, la aparición por última vez de Michael Phelps donde ganó su medalla número 22 es uno de los mayores. Y como mexicana, me he fascinado con el desempeño de las arqueras Aida Román y Mariana Avítia, donde han hecho historia, ganando medallas de plata y bronce, en un deporte que ha tenido poquísima difusión en el país. Y qué decir de Paola Espinosa, Laura Sánchez, Germán Sánchez, Iván García y Alejandro Orozco que siguen marcando la pauta en clavados. 

Y mañana, México disputará la medalla de oro en fútbol varonil contra Brasil. Sí, una merecida final llena de esperanzas y apasionamientos, teniendo en cuenta que este deporte es el que más difusión, inversión y aficionados tiene en el país. Por supuesto, queremos ver a México ganar.

El mejor souvenir de estos Juegos Olímpicos, es pues, presenciar cómo se cambian paradigmas, cómo se deja la mentalidad de "perdedor" por la de "ganador" y cómo se logra inspirar a los países, en particular a México, donde hacen falta alegrías de este tipo que sobrepongan de las historias nada gratas últimamente vividas.

Ah, por cierto, la foto de las tazas son un souvenir que mis padres compraron cuando fueron a las Olimpiadas de Los Ángeles, California en 1984. ¿Qué se imaginarían ellos que 28 años después México sería ganador en esas disciplinas caricaturizadas en ellas?

¿Cuál souvenir o recuerdo les queda de estas Olimpiadas?

¡Feliz fin de semana para todos!


--------------------------------



The Olympics are a number of sporting events we all know and that mankind enjoys from the eighth century B.C.

Personally, I really enjoy seeing the competition of swimming, gymnastics, archery and in winter, ice skating.

Oh, I remember when, as child, I watched on TV a film about Diana Comaneci, the famous Romanian gymnast who achieved a perfect score of 10 on the uneven bars. Fascinating. Thanks to that, I insisted my mother to enroll me on gymnastic class. The illusion didn't last, because I had tremendous blows and sprains tap that demotivated me to continue that training. Then came swimming. I learned to swim, to do it with various styles (the back was the best I did) but I admit that I just did it to see my friends in class. Actually, I've never been very fond practicing any sport (although I do enjoy exercising).

But seeing an Olympic competition, where participants are obviously all very good, is another story. I really enjoy (and suffer) all that. And to witness the performance of the world's best, looking immortalize the name of their country in a certain discipline is unique, isn't it? Moreover, the moment when the top 3 are on the podium with tears in their eyes, the medal on, the standing ovation and the respective flags at the top, does touch me the most sensitive of my fibers.

Now, in the London Olympics, there have been several events for posterity. Undoubtedly, the last appearance of Michael Phelps winning his medal number 22 is one of the biggest. And as a Mexican, I thrilled with the performance of Aida Roman archers and Mariana Avitia, which have made history, winning silver and bronze medals in a sport that has had very little spread in the country. And what about Paola Espinosa, Laura Sanchez, Germain Sanchez, Ivan Garcia and Alejandro Orozco that are setting the standard in diving.

And tomorrow, Mexico will dispute the gold medal in men's soccer against Brazil. Yes, a worthy end full of hopes and passions, given that this sport is the most spread, with the most  investment and fans in the country. Of course, we want to see Mexico win.

The best souvenir of these Olympics, then, is to witness how paradigms are changing, how the mentality of "loser" is left behind by the one of "winner" and how, like this, it manages to inspire countries, particularly Mexico, where we are all needed of such joys that overlap the no pleasant stories we all know.

Oh by the way, the picture is of souvenir cups that my parents bought when they went to the Olympics in Los Angeles, California in 1984. How could they imagine that 28 years later Mexico would be winning in these caricatured disciplines?

What souvenir or memory is left for you of these Olympics?

Happy weekend to all!









2 comentarios:

  1. yo tenia un pin de esos juegos olimpicos, pero ya no se donde esta jijiji, y el recuerdo mas nices fue ver ganar en los 20 km de caminata a dos mexicanos. estuvo genial.

    ResponderEliminar
  2. Eso eso, que se cambie la forma de pensar y dejemos de ser perdedores.Me gustó esa reflexión que hiciste.

    ResponderEliminar