7 de noviembre de 2012

Good morning / Good afternoon coffee!


¡Buenos días con un rico y espumoso café! ¡Buenas tardes con otro!

Hace poco me preguntaban cuáles cosas son obligatorias en mi rutina diaria. Sin pensarlo dos veces, ¡el café! No concibo un desayuno sin café, tampoco comer sin cerrar con otro más. Con leche, cortado, capuchino, sin azúcar y preferentemente no americano. 

Ayer hablaba con una francesa y me hizo una pregunta (a propósito de la mesa y sus manías), "¿consideras la reciente moda de la gastronomía un arte o un escándalo al tomar en cuenta tanta gente que muere de hambre?"

Vaya pregunta. Así que aprovecho para hacérselas a ustedes también: Gastronomía, ¿arte o escándalo?

Es un tema para comentarlo acompañados de un buen café, ¿no?

Buen día para todos.

P.D. El capuchino de la foto es uno de los tantos que me tomé a las 6am en el aeropuerto de Zurich.


-----------------------


Good morning with a foamy coffee! Good afternoon with another!

I was recently asked about what are mandatory things in my daily routine. Without hesitation, the coffee! I just can't imagine a breakfast without coffee, nor eat without closing with another. With milk, cappuccino, no sugar and preferably not American one (I prefer the shorter and consistent ones).

Yesterday, while talking with a French girl, she made me a question (about the table and its hobbies), "Do you think the recent fashion of gastronomy is an art or a scandal, taking into account that so many people is starving in the world?"

What a question. So I want to ask it to you as well: Gastronomy, art or scandal?

This is a topic to discuss along with a good coffee, right?

Good day to all you, guys!


P.S. The cappuchino in the photo is one of many I drank at 6am at Zurich airport!


6 comentarios:

  1. muy de moda y ya todo el mundo se siente chef y al final es cierto eso,mucha gente y niños se mueren diario de hambre,nunca había pensado en ese contraste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco había pensado en eso, Ramón.
      Es verdad que el gusto por la cocina se ha comercializado mucho más los últimos años. Lo interesante es que, en contrate, se busque alimentar a los que no tienen qué comer...
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. PARTAMOS DE LA BASE EN QUE SE COME PARA VIVIR Y NO SE VIVE PARA COMER.LO DEMÁS SE VUELVE SUPERFLUO Y EXCESIVO Y MODA.

    ResponderEliminar
  3. me encanta la foto y se ve muy rico ese cafecito.

    ResponderEliminar