5 de abril de 2013

Inspiration: Diana Vreeland


"Lo primero que hay que hacer es arreglárselas para nacer en París. Después de eso, todo sigue de manera natural."  Contundente frase en la voz grave de Diana Vreeland que inicia este documental, del cual ya les había hablado y tenía mil ganas de ver (justamente, me las arreglé para comprarlo en París, exactamente en Colette...que no es lo mismo que nacer ahí, pero algo es algo).

Pues bien, es un material interesantísimo que lleva al espectador a un viaje visual y narrativo muy singular a través de la vida de Diana Vreeland, contada por ella misma gracias a diversas entrevistas que hizo con Dick Cavett y Diane Sawyer, además de muchas horas de conversación grabadas con el escritor George Plimpton, mientras hacia sus memorias D.V. (libro que ya leí y se relaciona muchísimo con este documental). Así, sus respuestas se acompañan de fotografías y comentarios de testigos de su personalidad como Calvin Klein, Angelica Huston, Ali McGraw, Marisa Berenson, Oscar de La Renta, Hubert de Givenchy, Diane von Furstenberg, Manolo Blahnik y el fotógrafo Richard Avedon, gran colaborador de Vreeland.

Y es que hablar de la personalidad de esta mujer es hablar de estilo, moda, excentricidad, visión y originalidad. De padre británico y madre estadounidense, casada con Reed Vreeland y viviendo entre Europa y Estados Unidos, en 1914, a los 30 años y con 2 hijos volvió a Nueva York, donde tuvo que trabajar. Lo hizo triunfalmente en la revista Harper's Bazaar, invitada por su directora Carmel Snow. "Nunca he estado en una oficina, ni me he vestido antes de mediodía”, contestó Diana. “Pero pareces saber mucho de ropa”, respondió Snow. 

Su columna "Why don't you?" se convirtió en un ejemplo claro de esa mente que detestaba lo prosaico y convencional, lo cual vivió con el ejemplo en su propia forma de vestir. Así, se convirtió en el estereotipo de una carrera no definida hasta entonces: editora de moda. 

Fue ella quien introdujo el bikini y los jeans al estilo americano llamándolos "las cosas más bellas que jamás hayas visto." 

En 1963 dejó Harper's Bazaar para dirigir Vogue, donde dio rienda suelta a su imaginación para dar vida a los años 60 de forma singular, con Mick Jagger, Anjelica Huston, Twiggy o Ve­rushka, cambiando los estereotipos de belleza por siempre.

Debido a sus extravagancias reflejadas en gastos fue despedida de Vogue de los 70. Emprendió entonces un nuevo viaje nunca antes recorrido por nadie: consultora del Costume Institute del Museo Metropolitano entre 1972 y 1989, donde organizó exposiciones monumentales que atrajeron un número inaudito de visitantes. Celebrities, modelos y diseñadores se hacían presentes en las galas del Museo, y fue entonces que el público en general abarrotó las salas de exposición.

Es pues un viaje en la historia del siglo XX, ya que vivió en primera persona los grandes momentos de su época, narrándolos de una forma fantasiosa y deseable. Compraba  en París, donde la mismísima Coco Chanel le tomaba medidas en sus diversas pruebas; presenció la coronación del rey Eduardo VI; bailó con Josephine Baker en Harlem...

Un muestrario de frases célebres, de personalidad, de moda y disciplina de una mujer que marcó un estandar muy alto en la realización de sueños: 

“Un vestido nuevo no te conduce a ninguna parte. Lo que importa es la vida que llevas con ese vestido”.

"El estilo lo es todo. El estilo es una forma de vida. Sin él, no eres nada."

Este documental debutó en el Festival de Cine de Venecia y fue lanzado en marzo del 2012.

Inspira e ilustra. Muy recomendable. Y es que a veces hace falta recorrer la vida de personajes así para retomar la motivación y sonreír...

Les dejo nuevamente el trailer. ¡Buen fin de semana!






2 comentarios: