9 de agosto de 2013

Inspiración


En mi ciudad abundan las cortinas de acero, grises y desangeladas que, desde mi punto de vista, afean el entorno. 

Así que, al pasear por Bilbao y sus restauradas calles, me llamó muchísimo la atención esta cortina de acero que aquí les presento. Pintada siguiendo el concepto del establecimiento, convierte un elemento desalmado en una atractiva sorpresa visual. 

Inspiración urbana. 

Cierro con esta frase de Charles Baudelaire: "La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza."

¿Qué opinan? ¿Les gusta?

¡Buen fin de semana!

4 comentarios:

  1. La idea es buenísima y super sencilla.

    ¡Que bueno que existen blogs como éste! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montserrath, qué bonitas palabras. :D
      Efectivamente, es muy sencilla la idea y quizás por eso es tan buena, ¿no crees?
      Me encantaría que en mi ciudad siguieran el ejemplo...

      Muchísimas gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  2. creo que Bilbao es maravilloso y antes no se apetecía conocerlo pero hoy es un lugar al cual me gustaría conocer. gracias a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucho gusto, LTG. El mundo es un lugar fascinante. Hay que conocer todo lo que se pueda, ¿verdad?

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar