11 de octubre de 2013

Brides


Las bodas son uno de los ceremoniales con mayor carga cultural. Los rituales, la vestimenta, la música y todo lo que acompaña el evento lo hace muy representativo del lugar y de su gente. 

Tokio, sin lugar a dudas, presenta uno de los más bellos y tradicionales que he visto (aunque yo no era invitada). 

Durante el viaje, nos topamos con este par de novias en la misma mañana. Por supuesto, nos quedamos a observar el ritual de cada una de ellas. La primera, un peinado delicadamente laborioso era coronado por unas sencillas flores amarillas. La segunda, presentaba un peinado, quizás similar a la primera, bajo una capucha blanca (ignoro el nombre de la capucha). Las dos, remataban su atuendo con una franca sonrisa (como en la mayoría de las novias del mundo). Me llamó mucho la atención que, al igual que en Occidente, el blanco es el color tradicional para el traje de novia. 

Los padres de la novia, sus amigas, sus hermanas y el novio, claro está (que sin él no hay boda), bellamente ataviados. En el ambiente se percibía ese clásico nerviosismo que está presente previo a la ceremonia. Cuchicheos, fotos, pasos cortitos y rápidos, solemnidad y felicidad eran los invitados de honor... ¡Y el amor! Tan universal e igual en todos los rincones de la tierra.

Con este entorno precioso, la tímida alegría en el ambiente y el deseo de estar por siempre con el amor de nuestras vidas, les deseo buen fin de semana.

¿Han asistido a bodas en Asia? ¿Y en algún otro lugar del mundo que sea distinta a la del suyo?




8 comentarios:

  1. Que bonito ♥
    Diferente cultura pero lo que prevalece es que estas 2 personas quieren unir sus vidas y formar todos una gran familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El querer estar junto a la persona amada es igual aquí y en China...o en este caso, Japón.

      Saludos, Maivelin.

      Eliminar
  2. Las tradiciones de cada país siempre aportan algo bello al mundo, pero particular las bodas siempre tienen algo especial. Tal vez por lo espectacular de los trajes, quizás sea el amor que se percibe en el ambiente o que todos lo elementos se complementan para este resultado. Bellísimas imágenes!! 5 estrellitas para las fotos (como siempre). Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al final, lo que todos buscamos es el amor, en el idioma que sea, ¿no?

      Un abrazo, Alma.

      Eliminar
  3. Que barbara.Ahora si me dejaste con el ojo cuadrado porque esto es super bonito! !
    En serio que muchas gracias por compartir las fotos que son parte de tu propia historia y mostrarnos a muchos el mundo que igual no vamos a ver con nuestros porpios ojos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da muchísimo gusto que te guste el blog. Como decía Diana Vreeland, el ojo tiene que viajar. Y en el blog lo hacemos también virtualmente.

      Saludos.

      Eliminar
  4. El amor lo puede todo, en cualquier país y en cualquier lugar del mundo. Hermosas fotos. Gracias por compartirnos tus vivencias y experiencias. Abrazos.!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor todo lo puede, cuando es de verdad.
      Muchas gracias por tu comentario, Anita.

      Eliminar