24 de septiembre de 2014

Kathmandu people!

 
 

Lo más interesante de un lugar es SIEMPRE su gente. 

¿Sonríen? ¿Son amables? ¿Malas caras? ¿Receptivos con los visitantes? ¿Cómo visten? ¿Cómo comen? ¿Se mueven a pie, en coche, en transporte público? ¿En qué creen? ¿Qué idioma hablan? ¿Morenos? ¿Blancos? 

Esas son algunas preguntas que me hago siempre que visito un lugar.

Y en Katmandú, la gente es alegre, sonriente, muy receptiva con los visitantes, visten traje típico los que son de origen hindú (sobre todo las mujeres) y ropa "occidental" quienes no. Sus rasgos son muy interesantes: tono de piel oscura, como los de la India, pero con ojos rasgados, como los chinos. 

Estas fotos las tomé a lo largo de mi estancia ahí, en distintos puntos. Y es en la Plaza Dubar donde aparezco rodeada de niños que salían de la escuela. No sé quién creyeron que era yo, porque para mi gran asombro, se quisieron tomar una foto conmigo (sí, ellos lo pidieron con la seña universal de "foto" apuntándome). ¡Imagínense! Y quién soy yo para decir que no. 

Entre múltiples y sonrientes "Namaste" de ida y vuelta, nos reímos de no sé qué.

Así pues, he ahí mi recomendación: digan "Namaste" con inclinación breve y manos juntas al saludar y despedirse en Katmandú. Y sonrían. Casi siempre abre puertas.

Namaste.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡En mis sueños, Olguita! :D

      Qué gusto tenerte por aquí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Increíble, espectacular, interesante, cultural y me imagino inolvidable.
    Y sobre todo lo más fantástico es que nos lo compartas y formar parte de tus vivencias. Gracias-

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante, envidiable andar en esas tierras, empaparse de toda esa cultura. Sigue participando y compartiéndonos todos tus increíbles viajes

    ResponderEliminar