6 de octubre de 2014

Offering.


Rumbo al Palacio Real, me llamó mucho la atención el afán que ese hombre ponía en lo que hacía. La verdad, a primera vista no supe qué era. Me pareció que limpiaba la imagen. Luego, le pregunté a Krishna, nuestro guía, de qué trataba todo eso.

Era una ofrenda que ese hombre hacía al dios de los 4 elementos (si mal no recuerdo). ¡Cuánta energía implicó! Pies descalzos, pintura, poner, mezclar, quitar, untar...

Me pareció un acto muy interesante y peculiar que quizás engloba mucho de lo que hay detrás de esta cultura.

¿Qué les parece?

Buen lunes a todos.

2 comentarios:

  1. IMPRESIONANTE. GRACIAS POR COMPARTIR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es al verlo en vivo.

      Saludos, Antonio.

      Eliminar