Mostrando entradas con la etiqueta Cowbow Junkies. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cowbow Junkies. Mostrar todas las entradas

1 de abril de 2015

Make it!


Empieza abril, y con él, un nuevo post en el blog.

Desde el año pasado no había escrito en el blog. No es la primera vez que le otorgo (o me lo da) un receso, una pausa no solicitada. ¿Que si he extrañado el teclear experiencias o fotos de esas? Sí, claro. ¿Entonces por qué no hacerlo? No sé. Quizás para reavivar el amor que le tengo a este espacio, quizás para extrañarlo más y recuperar la ilusión...

El cierre del 2014 fue muy bueno, sobre todo nuevo. Nuevas personas en mi vida, nuevas prioridades, nuevas motivaciones, nuevos planes. Pero lo que no cambió en relación al 2013 fue cerrarlo con la segunda edición del Calendario 2015 "Momentos de Fresnillo". Esa es una palomita en mi lista de planes cumplidos. La satisfacción que hay en el hacer algo, por mínimo que sea, a favor de la comunidad es incalculable. Es una frase sumamente trillada, sí, pero es real. 

Agradezco (aquí sí, sin pausa) a todas las personas que han tenido qué ver con el calendario. A Fernando Bonilla por el diseño, a Torres Corporativo, Grupo B15, Periódico La Voz de Fresnillo, Periódico Imagen por la difusión desinteresada que hicieron de este trabajo; a La Potosina, al Hotel Casa Blanca, a Eunice Hernández, a La Popular y a Servicios Automotrices Frías por ser punto de venta, y a todas las personas que lo han comprado por primera o segunda vez, muchas gracias. Estaría lejos de ser un proyecto con impacto social si no fuera por quienes creen en el valor de la preservación del patrimonio edificado. Y por supuesto, gracias a los que son custodios del mismo y me permitieron acceder para tomar las fotos. Que a través de esto hagamos eco, aunque sea el inicio...

Quienes me siguen en Instagram sabrán que no he parado de viajar (tampoco de leer, llevo ya 6 libros, yuju), así que las ganas por compartir viajes realizados simplemente hacen que se acumulen las fotos y palabras por dejar caer en el teclado. 

Quienes me escribieron mails para preguntar el porqué de mi ausencia en el blog, sepan que estoy aquí.

Resumiendo lo que dice la frase inicial, ¡haz! Hagamos lo que sea que nos mantenga mentalmente felices y activos.

Les dejo esta canción que apareció en un libro que leí hace poco, "El atelier de los deseos" de Agnès Martin-Lugand, la primera escritora francesa en autoeditarse en Amazon, y no me puedo quitar de la cabeza. Me encanta.

Buen mes de abril.